Visitas aproximadas

Mtra. Graciela de la Lama y Gómez




Graciela de la Lama y Gómez

¿Quién es?: La ex embajadora de México en la India. Ocupó el cargo durante el periodo de 1980-1988 (que también veinte años antes ocupaba un tipo menos conocido que ella, creo que se llamaba Octavio Paz o algo así) La pusieron a impartir esta materia porque se cree que tiene un amplio conocimiento sobre dicho país.

Imparte: dos materias, Historia política de la India antigua y medieval, los jueves, e Historia política de la India moderna y contemporánea, los martes

Descripción general de la clase: Al inicio da una introducción convencional acerca del periodo a tratar, la explicación es amena y la complementa con imágenes. El problema es que no es historiadora y jamás prepara una clase, porque considera más viable hablar acerca de lo mucho que ha leído, conocido y viajado, este aspecto, tiene ventajas y desventajas debido a que te permite tener un panorama ,un poco, diferente al de la cultura occidental y sólo menciono que aborda una perspectiva "algo distinta" ya que cree en la palabra auténtica de algunos historiadores europeos, que parece que se sabe sus libros de memoria, por consiguiente la visión que explica se queda en el eurocentrismo. Otro factor benéfico para el curso y el alumno es que, en ocasiones, presenta a personas que conocen sobre factores religiosos, artísticos, musicales, etcétera de la India entonces dichas presentaciones aportan información y conocimientos interesantes.
La forma de evaluar es constante deja lecturas para "analizar" durante la sesión y otras para elaborar trabajos, pero ella piensa que cuando estudias el texto debes saber dato, fecha, pronunciación precisa de nombres en sánscrito, árabe y todo lo que se te ocurra porque te puede preguntar lo que sea, debido a que te argumenta que según viene en los capítulos que dejó comprender y quién sabe de dónde los saca quizá fue producto de su imaginación o de un mal viaje que se metió. Asimismo, los breves ensayos que solicita para entregar los califica el adjunto, de nombre Ricardo Chaparro y los devuelve cuando se le pega la gana, con una serie de anotaciones, que en lugar de ser constructivas se asemejan a insultos y burlas sobre los temas y la manera de cómo están escritos, en lugar de te corrija bien y sin tonterías ya que para eso imparte y colabora en la materia.
Después de la parte teórica viene, obvio, la práctica que consiste en que si quieres no asistir a las sesiones no hay bronca el único pex es que luego no le entiendes cosas que la maestra señala pero las resuelves con las lecturas que indica. La parte emocionante del curso es cuando la señora te hace examen oral sobre todo lo que dicen los mamotretos de Historia de la India y sus explicaciones. En esta cuestión, cabe señalar que nunca confíes estudiar sólo lo que aprendiste en clase porque ya valiste; es necesario memorizar fecha y dato.
En el momento que presentas el examen oral es crucial ya que te puede hacer una pregunta específica o general de algo que, tal vez, se vio en el curso. Esto es echarse un volado, porque cada vez que te equivocas o dudas ella comienza a carcajearse en tu cara y voltea a ver, si esta presente, al adjunto, de nombre Ricardo Chaparro (su criterio concuerda con su apellido) y ambos se ríen. En seguida procuras reponerte del incidente y olvidar la falta de respeto a tu persona, sin embargo, tú no mereces este trato, y si contestas la agresión puede irte peor. En mi opinión, es sorprendente que la doctora y el chalán tengan este tipo de actitudes si se supone que son individuos con algo de madurez y que presumen de grandes conocimientos y cultura, pero en este tipo de casos no lo demuestran y dejan mucho que desear. Por último si logras controlar la presión y fuiste capaz de responder a las incoherencias de la maestra, estás del otro lado, si no, tu esfuerzo se va por la borda.


Inscríbela: si te interesa cubrir la subárea 1 y 2, eres muy bueno en memorizar datos y fechas como en la primaria, si deseas conocer acerca de la cultura en la India y alejarte de las materias novohispanas y decimonónicas que casi no se imparten en la carrera (jajajajaja, como no) esta es una opción.

No la inscribas si: te parece que la mitología hindú es cool. Aprenderás muy poco de eso en el curso, olvídalo. Tampoco si eres pésimo para aprenderte fecha y dato o santo y seña. No te aseguro la aprobación satisfactoria del curso, la otra sugerencia es que si no te interesa en lo más mínimo los temas solo terminarás odiando la materia y por último si piensas que es imposible pronunciar y escribir en el examen nombres como Kutb ub Din Aibak, Rajendra Orasadm o Morarji Ranchhodji Desai. (El Mahatma no es el único personaje que vas a ver, aparte hay quien lo escribe mal, créeme)

Apodos: Sr. Burns. ¿Conoces el poster de "evite encabronarse o se pondrá así"?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

la Dra. no cree saber mucho, lo sabe y si eres un mediocre criticon, sin ocupación ni virtud alguna en la vida, mejor no metas la clase, es màs cambiate de carrera, que de pendejos estamos atestados.
att. un aspirante a historiador que si ama lo que hace

Anónimo dijo...

Mi pregunta es.... ¿Cual es el punto de estar en la carrera si odias todo con lo que está relacionada?¿Qué demonios haces en la universidad si te cuesta memorizar simples fechas?¡¿Si tanto te molestan los héroes o personajes indios, para qué rayos tomaste la asignatura, que claramente se centraba en ellos y en sus hazañas?! Para criticar, mejor métete a un periódico amarillista: no pagan mal y cualquier mediocre con un léxico carente de maravillas puede hacerlo.

Raquel Fuentes dijo...

Yo creo, que exageras, ya tiene tiempo que yo tomé esta clase, no recuerdo haber memorizado fechas, pero sí hay una que otra fecha que es importante saber (años, no tanto mes y día) al igual que en la historia de México que sabemos el año de la conquista, del grito de Hidalgo, la consumación de Independencia, la Revolución, etc. En general me parece que el conocimiento de la maestra es mayor en el período de la India Moderna, aunque son de reconocer también las explicaciones que da sobre las diversas religiones que se profesan en la India. En el examen oral, no recuerdo que me haya preguntado fechas, más bien pedía explicaciones (como en cualquier examen) y tampoco se burló de mi, yo creo que esa es su expresión natural. El adjunto que mencionas no estaba cuando yo la tomé. Otra cosa importante que recuerdo de la clase, fue la proyección de tres películas, que ilustraban ampliamente la realidad india, una de ellas sigue siendo hasta la fecha de mis favoritas.
En fin, debo reconocer que en algunos aspectos su clase puede llegar a ser aburrida y muy tradicional, pero definitivamente, lo que pude llegar a conocer y aprender en ella, marcó completamente el camino que decidí seguir en la carrera, teniendo a partir de entonces, siempre, cierta atracción por las costumbres, historia y cultura en general de este espacio geográfico cuya diversidad es fascinante y que incluso deja vislumbrar ciertos rasgos en común con México.